Qué y cómo comer después de entrenar

Después de una sesión de ejercicio físico exigente, nuestro cuerpo necesita recuperarse para poder hacer frente a nuevos esfuerzos.

Una vez finalizado el ejercicio, nuestro cerebro puede engañarnos y hacernos interpretar la deshidratación como hambre, provocando así que esta sensación nos conduzca a comer más de lo que realmente necesitamos.  Así que el primer paso para recuperarnos es beber un buen vaso de agua antes de comer nuestro snack post-entreno.

Es muy importante incluir carbohidratos y proteínas en este snack. De hecho, esta últimas nos ayudan a recuperar y reparar nuestros músculos, ya que, mientras realizamos ejercicio intenso, el tejido fibrilar de éstos sufre micro-roturas. En esta comida deberíamos incluir alimentos como pan con cereales, fruta, verdura, huevo, carne magra, o vegetales con alto contenido en proteína.

Cuando acabamos de entrenar, nuestro cuerpo está diseñado para extraer en mayores cantidades, importantes nutrientes necesarios para nuestra salud y bienestar. Por tanto, para aprovechar esto, la primera hora posterior al ejercicio es el momento ideal para consumir nuestro tentempié.

Ejemplos de snack post-ejercicio reparador:

  • Yogur con frutas del bosque.
  • Hummus con crudités.
  • Batido de plátano, mantequilla de cacahuete y leche.
  • Muesli con leche.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *